Blizzard en crisis: Empleados de peso siguen abandonando la compañía